23

Sofás Cama Futón

La comodidad, versatilidad y belleza de los sofás cama futones

Si necesitas instalar un lugar donde recibir a tus visitas, pero no tienes (o no quieres) una habitación de invitados seguro necesitas un sofá cama para que tus invitados puedan pasar la noche cómodamente. Pero… ¿No has pensando en un futòn? Los futones sofás cama son funcionales y, claramente, permiten ahorrar espacio.

 

 

Pero, además un futón es más económico, liviano y existen muchísimos modelos en el mercado, así que podrás conseguir uno que vaya contigo Si vas a tener un invitado en casa, lo ideal mes tener un futón, ya que dormir en un sofá convencional es incómodo ya que los muelles pueden lastimarte, además pueden hacer ruidos con los movimientos, en fin resultan poco confortables.

 

Sin embargo, los futones son estructuras elaboradas para tal fin y resultan mucho más sólidas y ergonómicas, y los foams que las recubren son más confortables. Existe la creencia occidental de que decorar con futones es solo algo reservado para apartamentos de jóvenes, no obstante, hoy los diseños de futones han evolucionado mucho y existen demasiados modelos de diversos estilos que van bien con cualquier diseño. Es cierto que siguen siendo perfectos para la habitación o el salón de jóvenes, pero los futones son una de esas elecciones todoterreno que bien puede encajar en un recibidor, una pieza multifunción o una sala familiar.

 

 

Existen muchos diseños, tamaños, colores y materiales y seguro encuentras uno perfecto para tu decoración, sea cual sea. Por otra parte, un futón resulta más adaptable, ya que su estructura suele ser más liviana, y estable y al final se ve como un sofá cama convencional. Solo ten en cuenta que, al abrirlo, debe quedar un espacio cómodo para que tus invitados se puedan mover con facilidad.

 

Ventajas de dormir en un sofá cama futón

Existen variadas ventajas para dormir en un sofá cama futón. En Primer lugar, es más barato. Lo habitual será que el precio de una cama o un sofá cama convencional sea mayor que el de un futón. Aunque, obviamente, no se puede generalizar, ya que tanto los costos siempre estarán sujetos a calidades, materiales y estilos. Sin embargo, a priori, piensa que eligiendo un futón podrás tener un ahorro.

 

 

Otra ventaja es que es más práctico, ya que es perfecto para que duerman unos invitados de fin de semana y luego plegar para que siga siendo un sofá para sentarse. También podemos hablar de la audacia del diseño. Los futones son más modernos y si eres una persona atenta a los cambios de la moda puedes conseguir uno que vaya con tu estilo.

Los sofás camas futones también son más seguros, ya que suelen ser menos altos que los sofás camas y camas convencionales y si tu invitado se cae de é,, puede evitarse lesiones. Por último podemos abordar como una ventaja la versatilidad, ya que puedes mantenerlo abierto o cerrado, con unos cojines o sin ellos y hará lucir estupendo cualquier espacio. También puede ser una buena opción si quieres vender un piso y quieres amueblarlo rápidamente.