54

Futones Plegables

Futones plegables para darle personalidad a la habitación

El futón es un estilo de cama tradicional japonesa, la cual se compone de tres piezas: el clochòn de algodón, un edredón también de algodón y una almohada que rellenan con trigo, arroz u otro cereal como el trigo. En principio fue ideado para que pueda ser almacenado durante el día permitiendo así otros usos para la habitación.

 

 

La decoración occidental ha adoptado y adaptado esta pieza a nuestros gustos y necesidades, que son distintas de las japonesas. El colchón, posee un relleno puede variar, que se coloca sobre una base de tatami o sobre un bastidor, y puede ser utilizado como sofa cama. Como cama, el futón es el soporte nocturno ideal para la columna, por sus características, tiene un excelente punto de contacto con el cuerpo, muy difícil de superar por otro colchón que exista actualmente y usado como sofá permite transformar un salón en una habitación de cuarto de invitados.

 

 

Los futones plegables están dando de qué hablar

A pesar de su carácter oriental, el futón se adapta a cualquier tipo de decoración, no necesitamos que nuestro salón parezca un jardín zen para poder tener un futón plegable. Esta es una pieza con mucha personalidad y ya de por sí se convierte en protagonista y puede decorar una estancia con su sola presencia. Al mismo tiempo, solo hace falta un poquito de gusto para integrarlo perfectamente en cualquier estilo de decoración.

 

 

No obstante, los futones plegables que se usan actualmente en occidente, poseen ciertas diferencias de los originales japoneses, pero siguen ciñéndose a lo que originalmente son los futones nipones. Uno de los modelos mas usados en occidentes es que el colchón tradicional japonés se coloque sobre un tatami plegable que es un tipo de alfombra tejida con fibras naturales o acolchadas y sintéticas. Pero también los hay colocados sobre estructuras plegables de madera o metal.

 

 

Un modelo muy usado por personas más audaces y que le dan un toque industrial a su decoración es colocar el colchón sobre palets y así conservan su baja altura. Personalidad al ambiente También están los futones sintéticos y acolchados plegables, los cuales se pueden desplegar para dormir y se convierten en asientos o simplemente se apilan para guardarse cuando ya no se usan. Sea como sea que se usen los  tatamis o futones plegables al mejor estilo japonés logra un objetivo único y maravilloso y es que imprime una gran personalidad al lugar decorado. Forman parte del diseño de una forma auténtica y, lo mejor, es que hay miles de modelos que se adaptan al esquema de decoración que tienes en mente, aunque, usualmente, es ideal para decoraciones minimalistas.